La flexibilidad y la facilidad de programación de los sistemas de soldadura basados en “cobot”, robots colaborativos, los hacen especialmente adecuados para procesos de soldadura personalizada o de precisión. Estos sistemas también pueden manejar tiradas largas con una calidad constante. Las tereas de soldadura pueden ser programadas en tan solo media hora por trabajadores sin experiencia previa, pudiendo guardar y reutilizar los programas, ahorrando en coste de personal cualificado para la programación. Los soldadores de cobre ligero pueden montarse en mesas, colgarse en soportes o dentro de cabinas de soldaduras, ofreciendo mas flexibilidad que los soldadores manuales o los robots fijos tradicionales.